La psicopatía y las locuras del fenómeno fan desgranados en uno de los libros del año<span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">7</span> minutos de lectura</span>

La psicopatía y las locuras del fenómeno fan desgranados en uno de los libros del año7 minutos de lectura

El Rey Perdido de Jeff Noon une a la perfección el mundo de la música y la intriga

Hoy hablaremos del libro El rey perdido, de Jeff Noon, recientemente publicado por RBA y que os recomendamos encarecidamente.

Nombre: El Rey Perdido
Nombre original: Slow Motion Ghost
Autor: Jeff Noon
Traducción: Víctor Manuel García de Isusi
Publicación: 18 de junio de 2020
Editorial: RBA Libros – Serie Negra
Páginas: 464
Características: 14×20 cm / cartoné
Precio: 19 euros
ISBN 978-84-918739-5-2

El relato comienza con unos disturbios, los que realmente tuvieron lugar en Brixton en 1981, sin embargo, la trama relevante surge así: siete años después de la muerte de la ficticia estrella del glam Lucas Bell, uno de sus mayores seguidores, Brendan Clarke, cantante también de una banda musical, Monsoon Monsoon, es asesinado en extrañas circunstancias. Lo ocurrido entre los días 23 y 31 de agosto de 1981 constituyen las entrañas de este libro que, desde Music and Rock, te animamos a leer.

Hemos hablado, por activa y por pasiva, de la mística en torno a ciertos artistas y lo que se teje en el mundo de la música. Lo que viene a modelar el fenómeno fan a gran escala. Pues bien, el texto -una novela- que hemos podido leer es un buen ejemplo que cómo alguien -en este caso el ficticio Lucas Bell– se convierte en un verdadero objeto de deseo para miles de seguidores. Otro mártir del rock, que con 27 años muere, en principio a partir de un suicidio en una granja, en un coche deportivo, pero que en su corta existencia influye de manera sustancial en muchos fans.

¿De qué va El Rey Perdido?

La novela de Jeff Noon ahonda en esa condición humana de la búsqueda del ídolo, la simbología y la creación de universos paralelos para superar situaciones complejas -en muchas ocasiones persistentes-. Un asesinato tras un concierto y lo que en él acontece destapa una serie de elementos que entrelazan esta historia plagada de elementos de novela policiaca negra, y en la que la música tiene un papel relevante. El fenómeno fan, el transformismo artístico -que no sexual- para ofrecer un relato o los rituales en torno a las grandes figuras musicales se plasman a las mil maravillas en El Rey Perdido, que une esa devoción ficcionada con un proceso deductivo interesante, que permite atar cuantos cabos están sueltos, y todos aquellos flecos que se van deshilachando por el camino.

El Rey Perdido, en inglés

La era glam y siniestra

El autor, Jeff Noon traza de manera magistral un recorrido por aquellos años 70 y 80 en los que la estética glam, siniestra, andrógina y sugestiva llenaba garitos y aforos completos en estadios. Como él mismo ha asegurado, el gran protagonista está basado en un híbrido entre David Bowie y el cantante de Nirvana, Kurt Cobain, pero también en el malogrado Richey Edwards, miembro de Manic Street Preachers, que se fue a por tabaco y lleva desaparecido un cuarto de siglo. Se marchó, por cierto, con esa maldita edad de los 27 años.

Son 450 páginas, pero este libro está repleto de música -por eso está aquí- y se lee francamente bien por la trama ágil y casi adictiva que ofrece el escritor británico, que convierte en protagonista indirecto -pero guía del relato- al inspector Henry Hobbes, un policía atribulado, castigado por la muerte de un gran amigo en el oficio y por la difícil relación que mantiene con su familia. Pero persistente y sagaz que va derribando obstáculos, hasta que no puede estar más enfangado. El que la sigue la consigue… casi siempre.

La ciudad del Edén y esa máscara…

El relato nos va a llevar a una resolución inesperada del caso, que se va complicando por la aparición de nuevos protagonistas -muchos de los cuales, todo sea dicho, van cayendo como moscas-, por la relación coral que mantenían en el entorno primigenio de la estrella. Protagonistas que son personas, pero también realidades paralelas como esa Ciudad del Edén que parte de la inadaptación de unos jóvenes y se convierte en el eje de la investigación policial para esclarecer todo cuanto va sucediendo. Esa Ciudad del Edén, por cierto, está inspirada en aquellos primeros bocetos mentales que en el instituto hicieron los miembros de U2.

O la máscara del Rey Perdido, que es el elemento disruptivo en esta historia. Una máscara, por cierto, que según ha reconocido Jeff Noon, está inspirada en aquel alter ego que se montó David Bowie a principios de los 70, con un álbum apoteósico, titulado Ziggy Startdust.

Escena musical

Aunque la escena se sitúa en aquel Londres de la época en que gobernaba Margaret Tatcher, Noon fue miembro de varios grupos musicales por aquel entonces, pero en Manchester. Motivo por el cual es capaz de trazar con gran acierto la atmósfera que se vivían en aquellos bolos. De hecho, un concierto y lo que ocurre en él es el punto de partida de esta historia, en la que, una vez más, la infancia marcará los diferentes roles de sus protagonistas.

¿Quién es Jeff Noon?

Jeff Noon fue un autor especialmente relevante en los años 90, gracias a sus relatos de ciencia ficción y fantasía. Este dramaturgo, guionista y autor británico, nació en 1957 en Droylsden, y es uno de los más respetados autores del género en Reino Unido. entre 1993 y 1997 publicó cuatro novelas que han pasado a la posteridad como la serie Vurt, que daba nombre al primero de los volúmenes.

El Rey Perdido es su primera obra en tres años, tras publicar en 2017 Un hombre de sombras. En la primera, como hemos visto, deja de lado -no del todo- la ciencia ficción para adentrarse en universos más policiacos y musicales.

Lo mejor

Agilidad en la trama y muy bien expuestos los escenarios (espaciales, temporales y personales), el contexto musical. La simbología es clave en toda esa frase hermenéutica. Brutal la traducción de Víctor Manuel García de Isusi. El libro está bien escrito en inglés y colosalmente traducido al español.

Lo peor

A la novela le sobran algunas páginas. Demasiado detalle en bastantes ocasiones, y algo embarullado el detalle de cada personaje. 

Nota

8,4/10

Lee más artículos como éste sobre libros musicales en Music and Rock, y puntúa y comenta nuestro post.

💥 SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG 💥 RECIBE NEWSLETTER GRATIS💥

Acepto la Política de Privacidad de Music and Rock

Chema Sánchez

Soy Chema Sánchez, Chemartaco, periodista, músico frustrado y amante de todo lo que suene bien. Music and Rock es la web de análisis de canciones, críticas de libros musicales, entrevistas y crónicas de conciertos que cree en octubre de 2017 que sólo tiene una restricción: el reguetón. Puedes contactarme en blogmusicandrock@gmail.com

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.