En este momento estás viendo Bohemian Rhapsody, la obra maestra de Queen que une estilos musicales<span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">12</span> minutos de lectura</span>

Bohemian Rhapsody, la obra maestra de Queen que une estilos musicales12 minutos de lectura

5/5 - (10 votos)

La historia real sobre la obra cumbre de Freddie Mercury y sus muchachos

Hoy nos toca análisis de la canción Bohemian Rhapsody de Queen y eso son… Palabras mayores.

FICHA DE LA CANCIÓN ORIGINAL
Grupo: Queen
Disco: A night at the opera
Música: Queen
Letra: Freddie Mercury
Productor: Roy Thomas Baker y Queen
Posición en el disco: 11
Duración: 5:55
Grabación: Agosto – septiembre de 1975, en los estudios Rockfield 1 de Gales. Roundhouse (Londres), SARM, Scorpions Haines 2005 y Wessex.
Lanzamiento: 31 de octubre de 1975
Discográfica: Emi Elektra. Parlophone, Hollywood

Un clásico moderno

Si a un adolescente le hubiéramos preguntado por el mayor éxito de Queen -el tema mejor valorado por los seguidores de la banda y por la crítica musical-, muy probablemente, no lo conocería. Pero, tras el lanzamiento de la película de igual título de la 20th Century Fox, en 2019, eso cambió. Esta canción, y buena parte de la discografía del cuarteto liderado por Freddie Mercury, volvió a vivir su enésima juventud. Y es que, pese a que hace más de tres décadas que la banda original dejó de existir, sigue estando entre las favoritas del gran público.

La canción sin estribillo

Se lanzó como sencillo en el disco A night at the opera, que tomó el título del filme de los Hermanos Marx, que en aquel 1975 cumplía 40 años. La mayor singularidad de Bohemian rhapsody es que… ¿te habías fijado? ¡No tiene un estribillo! Pero es que además, es una sucesión de tiempos, por no decir microtemas, que agitan a todo aquel que acaba haciendo suya esta canción.

Bohemian rhapsody es un tema extraordinario, ya que combina estilos musicales dispares y contiene letras que levitan rompedoras. Textos basados en el amor, pero con referencias al asesinato o al nihilismo.

Contiene una intro, un trozo de balada de piano, un pedazo operístico (qué maravilla) y un espacio para el rock duro (con uno de los mejores solos de guitarra que estos oídos escucharán) y unas colas (su famosa coda) que ya quisieran para sí canciones íntegras.

Todo ello aliñado con la voz única y majestuosa de Freddie Mercury, aquel hombre que –también- nos dejó demasiado pronto,  probablemente la voz más importante del rock, para desgracia de la música.

Es un ejemplo clásico de la unidad en la diversidad que los comentaristas musicales de alto nivel han escuchado en las sinfonías de Beethoven o las óperas de Mozart.

Y eso es exactamente lo que es la pieza: un poema en miniatura de ópera-rapsódica-sinfonía.

Para un servidor, una de las obras cumbre de los 70, firmada por Freddie Mercury, pero con la firma del guitarrista Bryan May, el batería Roger Taylor y el bajista John Deacon.

Hasta en seis tramos podemos diseccionar esta obra de arte (0-0:49; 0:49-2:40; 2:40-3:05; 3:05-4:07; 4:07-4:54; 4:54-5:55).

Obra clave de los 70 y del siglo XX

No discutiremos si digo que estamos ante una de las obras cumbres de la cultura popular musical mundial del siglo XX. Aquella lista que se sacó de la manga hace unos años la revista especializada Rolling Stone sólo la situaba en el 163 sobre un total de las 500 mejores canciones de la Historia del Rock. Corrigieron el error al actualizarla, en 2021, y la situaron en una pobre posición 17. Yo la colocaría en el top 10, sin duda.

El actor Rami Malek da vida a Mercury en la película

Todos los honores

En 1977, solo dos años después de su lanzamiento, la Industria fonográfica británica otorga a Bohemian rhapsody una distinción honorífica.

A su entender, era el mejor single británico del período 1952-77. ¿Mejor, verdad? Además, fue nombrado por el Libro Guinness de los Récords, en 2002, como el mejor single británico de todos los tiempos.

En 2014, encabeza una encuesta de ITV en el Reino Unido realizada para encontrar Los números 1 favoritos de la nación en más de 60 años de música. Por delante de Billie Jean de Michael Jackson; Someone like you de Adele; Don’t look back in anger de Oasis; y Hey Jude de The Beatles.

Fruto del colosal amor por la música de Mercury

Que Freddie Mercury fue excesivo en cuanto hizo en su vida es un secreto a voces. Bohemian rhapsody, escrita por el líder de Queen en su casa de Londres, aunque gestada durante bastantes años en la privilegiada cabeza de Mercury es la mejor muestra de ello, y de su amor sin fisuras por la música.

Su conocimiento del contexto musical en todo su esplendor, cómo teje esta composición y su puesta en escena… Basta con decir que utilizó un Bechstein Concert Grand Piano, que movilizó durante toda la gira de presentación del disco por el Reino Unido.

No siempre se reconoce lo realmente valioso pero, por fortuna, en este caso, sí: llegó rápido a la cima de la Lista de Singles del Reino Unido. Allí permaneció durante más de dos meses, lo que permitió a Queen vender más de un millón de copias en apenas un trimestre. Un exitazo que, curiosamente, tuvo réplica años más tarde: volvió a ser número 1 en las Islas Británicas en 1991 durante cinco semanas, tras fallecer Mercury.

Su grabación comenzó el 24 de agosto de 1975 en Rockfield Studio 1, después de un ensayo de tres semanas en Penrhos Court, cerca de Kington, Herefordshire.

Para realizar la pista, se acudió a cuatro estudios adicionales -Roundhouse, SARM (Este), Scorpion y Wessex-.

Formato de single de Bohemian Rhapsody, al modo A night at the opera

El primer vídeo musical

La canción tuvo un vídeo promocional que está considerado el primero de la historia. Fue mucho antes de que surgiera Youtube, sí… Se graba seis años antes de que echara a rodar aquella trituradora (para bien y para mal) que fue la primigenia MTV. Una cadena que tantos conejos se sacó de la chistera que acabó devorándose a sí misma…

La calidad es la que es, pero la estampa con los cuatro componentes de la banda superpuestos es un clásico de la iconografía popular del pop rock del siglo XX. Al igual que los juegos de luces y disrupciones de la imagen. O la interpretación sobre un escenario… Aquel vídeo cambió muchas cosas.

De hecho, tras el rotundo éxito que supuso esta canción, se convirtió en algo habitual para las discográficas producir este formato para que los artistas pudieran estar (sin estar) en los programas de televisión como en el caso del Reino Unido Top of the Pops de la BBC.

Todo se filmó en solo cuatro horas el 10 de noviembre de 1975, con un costo de 4.500 libras, según relata Mark Hodkinson, en el libro sobre los primeros años de Queen, (titulado, en 2004, Music Sales).

Formato de single de Bohemian Rhapsody, con portada de un concierto

El enigma de su letra

Teorías hay para todos los gustos, pero se dice que en la edición de unos grandes éxitos en Asia, la banda explicaba que Bohemian rhapsody trata sobre un joven que accidentalmente mata a alguien y, como Fausto, vende su alma al diablo.

En la noche antes de su ejecución, él llama a Dios diciendo: En el nombre de Dios en árabe, ¡Bismillah!, y con la ayuda de los ángeles, recupera su alma de Shaitan (El diablo en árabe). Sea como fuere, el tema sí es mítico.

Una bendición para los oídos. Y, según las interpretaciones, con su gong final, representando la salvación de ese alma atormentada.

Uno de los formatos de single de Bohemian Rhapsody

Otras interpretaciones del tema

Para otros, la creación de Mercury se centra en Centroeuropa. Exactamente, en un territorio especialmente presente en la escenografía de Queen, la Bohemia, y el paso al infierno del protagonista… Para otros, lo hemos visto más arriba, fue una manera ininteligible para salir del armario.

Otra explicación apunta a la novela de Albert Camus El extranjero, en la que un joven confiesa un asesinato impulsivo y tiene una epifanía antes de ser ejecutado, como probable inspiración.

Conviene traer también a colación aquí aquello que en 2009, el crítico musical de The Guardian, Tom Service, escribió.

El disco que incorpora Bohemian Rhapsody, A night at the opera

¿A la altura de Beethoven?

Tras examinar la relación de la canción con las tradiciones de la música clásica, describió su popularidad como uno de los fenómenos musicales más extraños que existen.

Para él, «los precedentes de Bohemian rhapsody se encuentran tanto en las tradiciones clásicas del siglo XIX de ensoñaciones rapsódicas, casi improvisadas, como las obras para piano de Schumann o Chopin o los poemas de tono de Strauss o Liszt, como lo son en el rock progresivo o el pop contemporáneo de 1975.

Eso es porque la canción maneja una prestidigitación musical que solo un puñado de verdaderos maestros-músicos han logrado.

Sencillo japonés de Bohemian Rhapsody

Un análisis mucho más completo

Y casi para finalizar…

Os recomiendo encarecidamente que escuchéis este audio.

Ese enlace me lo hizo llegar el bueno del músico y sin embargo amigo  Santiago Lorenzo Rodríguez

La ventana. Cadena SER. La ópera sin miedo. Descubrimos Bohemian Rhapsody

Interior del single de Queen

No podía faltar la música

Las plataformas de streaming lanzaron la banda sonora de la película sobre Queen, Bohemian Rhapsody apenas unos días antes del inicio de su emisión. Se cerraba así el círculo.

Y, como no podía ser de otra manera, la BSO (OST en inglés) incluye alguna sorpresa y los grandes clásicos de uno de los grupos más importantes de la historia. Indiscutible en este blog 😉

Para empezar, el primer golpe de efecto -que imaginamos aparecerá en pantalla- es que los músicos de Queen interpretan la cortinilla de entrada de la 20th Century Fox para abrir boca. En el disco, como es de imaginar, aparecen sus canciones más conocidas, la que da nombre al largometraje, Killer Queen, I want to break free, Under pressure… Todas las que entrarían en un buen recopilatorio (y hay muchos) de la banda.

Sigue descubriendo (o redescubriendo, según las circunstancias) más canciones en Music and Rock

Tip de instagram con la letra de Bohemian Rhapsody de Queen
Botón de Dale al play
Letra

Chema Sánchez

Soy Chema Sánchez, Chemartaco, periodista, músico frustrado y amante de todo lo que suene bien. Music and Rock es la web de análisis de canciones, críticas de libros musicales, entrevistas y crónicas de conciertos creada en octubre de 2017. Con esta web he sido finalista en los Premios 20blogs de 20minutos en 2019 y ganador en la categoría "Blog Personal" en la XIV edición, en 2020. En 2021 el blog recibió el premio al "Mejor Blog" de los VI Premios Transformación Digital de Castilla y León. ¿Me acompañas? Contáctame en: musicandrock@musicandrock.com

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Carolo

    Algunos que no teníamos hermanos mayores terminamos de descubrir este tema en cinta VHS, la cual alguien nos dejó con «Wayne’s World» grabada. El arranque loquísimo con los cuatro personajes cantado a cámara dentro del coche se quedaría marcado en nuestras retinas para siempre… a cabezazo limpio.

    https://www.youtube.com/watch?v=thyJOnasHVE

  2. chemartaco

    Espero que sigas visitando el blog, Gastrorun, y que la fuerza te acompañe

  3. gastrorun

    Por fín la escuché, me picó la curiosidad. Fenomal artículo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.