En este momento estás viendo El Hotel California de The Eagles. Mística, intriga y un sonido apabullante en la segunda mitad de los 70<span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">12</span> minutos de lectura</span>

El Hotel California de The Eagles. Mística, intriga y un sonido apabullante en la segunda mitad de los 7012 minutos de lectura

5/5 - (1 voto)

Todas las leyendas en torno a una canción marcada por su colosal duelo de guitarras

FICHA
Canción: Hotel California
Grupo: The Eagles
Autores: Don Felder, Don Henley y Glenn Frey
Disco: Hotel California
Duración: 6:30
Posición en disco: 1
Publicación: 22 de febrero de 1977
Grabación: Estudios Record Plant de Los Ángeles (California) y Criteria Studios de Miami, entre marzo y octubre de 1976
Producción: Bill Szymczyk
Posición más alta en listas: 1 (7 de mayo de 1977)
Discográfica: Asylum

Hoy hablamos de Hotel California de The Eagles, la canción que les impulsó a la posteridad en la Historia del Rock.

Una inesperada obra maestra

Esta canción, incluida en el disco homónimo de The Eagles, publicado en febrero de 1977, es probablemente el punto más álgido de una banda que puede presumir de haber vendido más de 200 millones de discos, la mitad de ellos en los Estados Unidos. Un país en el que, según numerosas fuentes, esta canción suena cada once minutos en alguna emisora de radio. Algo casi imbatible.

De hecho, el grupo tiene diferentes récords certificados, como tener el disco más vendido en aquel país, que es el recopilatorio titulado Their Greatest Hits (1971-1975), tras su ruptura, en 1980.

Todo ello logrado a pesar de que la discográfica que les permitió el LP, Asylum, no acababa de ver el lanzamiento de un single de tan amplia duración: nada menos que 330 segundos.

De hecho, se empeñaba en acortar la extensión de la pista, y la banda se opuso. 

Como curiosidad, éste no fue el primer sencillo extraído del álbum, sino que lo fue New kid in town

Un duelo de guitarras épico en Hotel California

Los problemas nunca dejaron de viciar el aire que respiraban los Eagles. Y es que uno de los conjuntos más importantes que ha dado los Estados Unidos refleja a la perfección la esencia de la convivencia humana (y, por supuesto, de los grupos de rock), que no siempre es fácil. 

La banda había incorporado al guitarrista Joe Walsh, antes en James Gang, tras la salida de la formación de Bernie Leadon, el instrumentista que buscaba, a través de las cuerdas, mantener la esencia de los Eagles

Aquello sería clave para el devenir de la carrera musical de la banda.

La coda de guitarra, de una duración aproximada de dos minutos y diez segundos, de hecho cuenta con improvisaciones que habían planteado Glenn Frey, Don Felder y Joe Walsh.

Si bien el épico duelo de guitarras que puede escucharse lo pilotaron los dos últimos, con Walsh como ideólogo oficial del arpegio que corona el sonido del tema.

Aquella maravilla se grabó durante dos días.

En 1998, es decir, más de dos décadas después de su lanzamiento, ese tramo en concreto fue votado como el mejor solo de guitarra de todos los tiempos por los lectores de Guitarist.

Cover Hotel California Eagles

Más de mil millones de escuchas en Spotify

No es sencillo que una canción de 1976 tenga más de mil millones de escuchas en Spotify (1.123 millones para ser exactos en septiembre de 2022). ¡Pero estamos ante una de las mejores canciones de la Historia del Rock! Un sencillo que suena todos los días no solo en Norteamérica, sino en radios de todo el mundo.

No sólo se reconoce ahora la belleza de la canción. En el momento de su publicación fue una auténtica revolución.

De hecho, logró el Premio Grammy a la Mejor Grabación del año en 1977.

El exitoso single, además, es uno de los más interpretados en directo por The Eagles, en concreto, en más de mil ocasiones, pero han tocado sobre un escenario en un mayor número de veces Desperado y Take it Easy.

Significado de Hotel California de The Eagles

Aunque siempre rodeada del misterio que ha de acompañar a todas las grandes canciones del rock, el autor de su letra, Don Henley, afirmaba en el documental History of the Eagles, lanzado en 2013, que no había que buscar tres pies al gato, porque el tema sólo pretendía mostrar un “viaje que va de la pérdida de la inocencia a la experiencia”.

Al respecto, añadía que “líricamente, la canción trata sobre cuestiones clásicas, como la oscuridad y la luz, el bien y el mal, la juventud y la vejez, lo espiritual y lo secular”.

El relato que traza se inspira en la novela El mago de John Fowles, publicado en 1965, ambientado en una isla griega con elementos difusos por doquier.

“Conducíamos hacia Los Ángeles, varios músicos en un coche, y ninguno éramos de allí. Por la noche, vimos el resplandor de las luces en el horizonte, y la mente se alejaba hasta Hollywood, en busca de los sueños que teníamos”. 

En ese trayecto surgieron los lyrics del Hotel California

Imagen de un motel en California

Un hotel extraño y lleno de alucinaciones

Sobre la búsqueda de la letra, Glenn Frey, apuntaba que imaginaron la escena de una persona harta de ir al volante, que se detiene a pasar la noche al encontrar un hotel, accede al mismo y se topa con un mundo extraño. Siente estar atrapado en un universo del que no puede salir

¿Esto tiene que ver con el sentimiento que detraen algunas adicciones?

Por otra parte, hay que decir que resulta algo muy típico lo del californiano que se imagina viajando a México y cayendo en multitud de tópicos, antes y después de superar la frontera.

Así las cosas, tras encontrar la esencia musical de la canción, había que arrojar la letra.

La banda trazó un argumentario sonoro de esos que dejan a uno descolocado, sin una concreción evidente. Lo que sí se encargó Henley fue de alimentar el mito de lo grotesco, lo irreal, lo efímero…

Sin embargo, más allá de ciertos episodios cinematográficos, ellos sí han insistido en describir el sentido esencial del tema como una interpretación de la buena vida que se puede tener en Los Ángeles

Algo que se contrapone con otra versión planteada también por Henley en el citado documental: el de la decadencia del mundo tal como lo conocían. 

Hay que recordar que Estados Unidos, en particular, venía de atravesar la denominada crisis del petróleo, y de los cambios que impuso el Watergate, como paradigma de la corrupción.

La conexión del Hotel California con Anton LaVey

Hay quien ha querido ver en el título de la canción una conexión con la denominada Iglesia de Satán y su impulsor, Anton LaVey, autor de la biblia satánica y conocido como el Papa Negro. Pero, ¿por qué? Al parecer, por la presencia en la fotografía de portada del hotel Beverly Hills, de Los Ángeles, donde se reunían los acólitos de esa doctrina.

También porque hay quien asocia  la letra a los planteamientos de esa Iglesia… 

«Esto podría ser el cielo como el infierno«. 

Pero no por esta simple afirmación. 

Sino porque los fanáticos del backmasking o la escucha invertida del sonido de los discos, le echaron algún rato y ese tramo del single sonaría de esa manera algo así como “Yeah, Satan. How he organized his own religion”.

Sí, Satán, cómo organizó su propia religión”.

Lo que viene siendo historias para no dormir… O no.

Es más, hay quien ve a LaVey en la foto de la contraportada del álbum, concretamente en el atrio interior del hotel, asomándose para ver a la multitud, junto a uno de los candelabros. 

Una de las imagenes de la contraportada

Un pacto con el diablo, como el de Robert Johnson

Según ciertas teorías LaVey -como interlocutor- y los Eagles habrían pactado crear un himno en honor al maligno. Ello, a cambio de un éxito apoteósico, algo similar a la leyenda en torno al cambio en las habilidades musicales que vivió Robert Johnson, a partir de su paso por el cruce de caminos, en Clarksdale, en el estado de Mississippi. 

Se cuenta, de hecho, que Don Henley, a finales de la década de los 60 y a principios de los 70, afrontó “viajes iniciáticos en busca de la verdad absoluta”.

Así lo explicaba José Luis Martín en su libro Más leyendas urbanas del Rock, y, al parecer, en uno de dichos paseos, que tuvo lugar en México se topó con un establecimiento hotelero, donde le recibía una mujer que le invitaba a beber, en una clara alusión a Eva y el pecado original.

Pero la cosa no se queda ahí, la letra dice lo siguiente: “Bienvenido al Hotel California, donde siempre tenemos la misma estación”.

Dicha fémina ofrece vino y el cantante, al ver que ella no llega, le pregunta al encargado por ella, y le contesta “no hemos tenido ese espíritu desde 1969”…

El primer título y las maquetas preliminares

Las crónicas cuentan que la canción tuvo como primer título Reggae mexicano. Dado que Don Felder grabó unas pistas en una casa de alquiler en la que se encontraba, en Malibú, y arrojaba un sonido latino y de reggae.

Al escucharlo Don Henley le dijo, “oye eso, suena como un bolero, o como un reggae mexicano…” Por fortuna, luego recapacitaron y se plegaron a la letra de la canción.

Una vez estaban las bases musicales había que establecer una letra que diera sentido a todo.

Para ellos, Beverly Hills -durante mucho tiempo el barrio más exclusivo de Los Ángeles- significaba mucho más que una aspiración.

El efecto Hotel California

Tuvo tal impacto esta canción que incluso un economista, Holger Gorg, llegó a denominar en uno de sus papers el efecto negativo de ciertas regulaciones financieras sobre inversión y los problemas que acarreó a los inversores extranjeros mover su dinero desde China. Lo llamó el efecto Hotel California

Ya hemos visto en este blog la vinculación que pueden llegar a tener música y economía y música y política

En este sentido, pero referido al ámbito turístico, se llegó a denominar países “Hotel California” a aquellos que reciben inversiones extranjeros con parabienes, pero su salida del territorio es costoso.

Como la inventiva es libre, ha habido quien ha empleado este término para esas malas experiencias por las que muchos hemos pasado al intentar abandonar un proveedor de servicios, en particular digitales o energéticos.

Como durante tiempo hicieron The Beatles, los Eagles se resistieron mucho tiempo a facilitar el sonido de sus canciones para películas, series o programas de televisión. Si bien, este sencillo ha aparecido, interpretada por los Gipsy King, en El Gran Lebowski, en Los Soprano o en American Horror Story.

¿Y el hotel de la portada?

Se trata del Hotel Beverly Hills, en dicho barrio angelino, que es conocido como el Palacio Rosa. 

La imagen la tomaron los fotógrafos David Alexander y John Kosh, tras subirse a una grupa para captar la imagen, durante un anochecer.

El robo millonario de la letra

En julio de 2022, tres individuos fueron acusados y condenados por sustraer de manera ilegítima los legajos con la letra de la canción Hotel California.

Al parecer, los habían obtenido en la década de los 2000, y habían intentando venderlos a casas de apuestas.

Sus previsiones apuntaban a una obtención de un millón de dólares.

Chema Sánchez

Soy Chema Sánchez, Chemartaco, periodista, músico frustrado y amante de todo lo que suene bien. Music and Rock es la web de análisis de canciones, críticas de libros musicales, entrevistas y crónicas de conciertos creada en noviembre de 2017. Con esta web he sido finalista en los Premios 20blogs de 20minutos en 2019 y ganador en la categoría "Blog Personal" en la XIV edición, en 2020. En 2021 el blog recibió el premio al "Mejor Blog" de los VI Premios Transformación Digital de Castilla y León. ¿Me acompañas? Contáctame en: musicandrock@musicandrock.com

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.